Al notar los problemas capilares que nos aquejan; de inmediato pensamos en someter nuestro cabello a algún tipo de tratamiento. Pero…

¿Qué es lo que realmente necesitamos?

Existen muchisimos tratamientos que supuestamente reparan el daño causado por los problemas capilares, y nuestro afan en solucionar de inmediato el trastorno, puede llevarnos a empeorarlo.

La corteza de nuestro cabello recibe a diario, una gran cantidad de componentes nocivos propios del medio ambiente, y sumado a esto una afectación particular por las rutinas cosméticas y el uso de productos que no son tan favorables a la salud capilar; sin tener en cuenta que tal vez suframos de un trastorno médico que necesite atención profesional.

Entonces, ¿Qué es lo que realmente necesitamos si detectamos algún problema capilar?

  • Saber a que nos enfrentamos: 

Detectar la fuente del problema es indispensable para tomar medidas. 

Si el daño es leve, podemos acudir a productos naturales que colaboren en la reparación parcial de cabello, sin dejar nunca de lado el monitoreo de un profesional de la salud. Ahora bien, si notamos que los daños son a un nivel mayor, producto de la calvicie o alopecia, es necesario un diagnóstico correcto. 

DHI Medical Group reconoce que el diagnóstico correcto es la base para un tratamiento exitoso y permanente. Es por eso desarrolló un sistema de diagnóstico muy sofisticado para la pérdida del cabello, la UDSA. Ver detalles del UDSA.

  • Informarnos acerca de los tipos de tratamiento:

Si a lo que nos enfrentamos es a un trastorno capilar que esta iniciando o esta avanzado, el paso a seguir es acudir a un profesional DHI para que nos informe de los tratamientos existentes acordes al previo diagnostico a travez del UDSA.

¿Problemas capilares?

“No te preocupes. Podemos ayudarte”.